Las básculas industriales las encontramos en distintos giros comerciales, desde laboratorios hasta negocios de comida. Las razones de que las empresas prefieran estos aparatos son las siguientes:




Las básculas dan resultados de peso en menos de 1 segundo, además son precisas, estables y resistentes (su calibración puede durar años).




Gracias a su diseño, las básculas requieren un mantenimiento mínimo. También son fáciles de limpiar ya que su base de acero inoxidable es lisa y sin ranuras que atrapen objetos o sustancias.




Muchas de las básculas industriales son de alta tecnología y esto también quiere decir que su rendimiento es amplio. Algunos modelos tienen hasta 4 baterías que duran entre 80 y 200 horas, por lo que no hay pretextos para seguir midiendo.




Las básculas tienen un uso sencillo a partir de un teclado táctil, robusto y resistente, con pantalla Led (en la gran mayoría) para indicar el peso. Incluso es posible seleccionar la medida de peso (kilos, libras, onzas, etc.)





Fuente: marel.com